lunes, abril 02, 2007

Vacunaciones en gatos.


A partir de algunos comentarios en éste y otros blogs amigos, ya sabía que algunos de los estimados contertulios que frecuentan estos lares aprecian la compañía felina, pero tras leer un mensaje de Pietra comentando que iba a llevas a vacunar a sus gatos, recordé un texto que preparamos mi mujer y yo hace algo más de un año para distribuir a nuestras amistades. Nosotros tenemos dos gatas, Nube y su hija Chiqui. Espero que os resulte de utilidad conocer esta triste historia:
"A Nube le ha aparecido un histiocitoma fibroso maligno (tumor) en la zona interescapular (tipo de fibrosarcoma) y ha habido que operarla, esperemos que nos dure pero el pronóstico de la enfermedad no es muy halagüeño (recaidas, anorexia, vómitos,..., posible invasión de ganglios linfáticos, complicaciones, duración). Buscando información sobre tratamientos y desconociendo qué pasos nos recomendarán seguir (radioterapia, quimioterapia), procurando estar informados para tomar una decisión razonable, encontramos una página de un sitio oficial de veterinaria alertando a veterinarios sobre la administración de vacunas en zona interescapular y aparición de fibrosarcomas, más difícilmente tratables en esa zona que si aparecen en otras.

Aseguran que la inmunidad que proporciona la vacuna trivalente se suele extender durante 3 años por lo que no conviene revacunar en periodos inferiores a dos años y nunca en la zona interescapular.

Nosotros hemos dejado de ponerle la antirrábica hace años por recomendación de una veterinaria anterior que trataba a las gatas y viendo que era altamente improbable (casi imposible) que se pudieran contagiar o ello supusiera un peligro sanitario, pero anualmente recibíamos recordatorios para seguirles vacunando de la leucemia y la trivalente y tendríais que ver su cartilla de vacunación atiborrada de sellos y etiquetas de vacunas.

Aparte del coste de la vacunación, resulta que era perjudicial para ellas. Mis gatas no tienen relación con otros animales, ni con fuentes de contaminación para contraer esas enfermedades (hecho que por supuesto he puesto en conocimiento de los veterinarios) con lo cual no se pueden contagiar y quizás incluso podría haberlas dejado sin vacunar toda su vida y no les habría pasado nada. Entiendo que los veterinarios quieran realizar (y cobrar) una revisión anual de nuestros animales domésticos, pero creo que había indicios ya de la relación entre vacunas y sarcomas (los estudios consultados en otros artículos datan de 1993) y los veterinarios que han tratado a mis gatas siempre se habían mostrado interesados en recomendar observar las posibles inflamaciones locales tras la administración de las vacunas (desde hace 10 años).

Estamos indignados. No sé si conocéis otros casos pero es muy doloroso ver que quizás se muera tu animal de compañía, con la longevidad que les podrían procurar nuestros cuidados, precisamente por vacunarles y tratar de protegerles. No sé si los casos son numerosos. Quiza como consumidores podemos hacer alguna fuerza, así que pienso conservar la cartilla con las vacunaciones y el diagnóstico de mi gata por si acaso.

Voy a intentar que mis veterinarios envíen cumplimentado el formulario de reacción adversa al medicamento a la Agencia Española del Medicamento (según se comenta en la web de avepa) y si no, lo haré yo mismo. Por supuesto, no pienso volver a vacunar a mis gatas con regularidad anual. Hay que aclarar el riesgo-beneficio de la vacunación de nuestros gatos caso a caso con los veterinarios."
Os cuento como va la cosa.

El tumor lo descubrimos en Agosto del 2.005. La operamos y comenzamos un tratamiento de quimioterapia (es una cosa sencilla, una vez al mes y sin efectos secundarios) que debía durar medio año. Tras finalizar las sesiones, parecía que estaba bien, aunque la vigilábamos porque estábamos advertidos de que era tremendamente probable que se reprodujera.

Efectivamente, en septiembre pasado volvió a salir un bulto sospechoso que le extirparon. Ya no se le puede administrar más quimio así que le damos unas pastillas que retrasan el crecimiento. A finales de febrero, apareció un nuevo bulto. Como seguía siendo muy superficial y, por tanto, operable, nuévamente ha pasado por el quirófano. Actualmente estamos preocupados porque tras tanta operación la piel está bastante dañada y no acaba de cerrar bien la herida.

La gata está bien, come bien, juega. Estamos hechos a la idea de que no durará mucho así que procuramos aprovechar el tiempo que le queda. En Marzo, ha cumplido 12 años.

16 comentarios:

Germánico dijo...

Las vacunas son virus o bacterias muertos o debilitados, o formas no patógenas contra las que se inmuniza rápidamente el organismo. Este desarrolla los antígenos adecuados a partir de las moléculas de proteína de los microorganismos y cuando entra la verdadera infección, la grave, el sistema inmunitario reacciona destruyendo al invasor.

El hecho de que las vacunas sean algo biológico, con una química orgánica de proteínas y ácidos nucléicos, conlleva peligros. Pero la cosa se averigua por ensayo y error. Supongo que el caso de tu bonita mamá gata algún maldito pedazo de materia biológica se insertó en el ADN de sus células activando algún oncogén e inactivando genes protectores. Aunque bueno, no tengo mucha idea, pero me da que pensar.

De hecho yo diría que gran parte de las mutaciones en la evolución de las especies se debieron a efectos de virus y bacterias sobre el material hereditario. Lo pequeñito está ahí mucho antes y en mucho mayor número que nuestros macroscópicos y multicelulares organismos. Un pedazo de información suelto que vaya al lugar inapropiado puede dar al traste con nuestras mejores técnicas, y podemos tardar mucho en averiguar por qué.

Aunque esto que cuentas tiene su vertiente humana y social. Es muy irresponsable por parte de los veterinarios en que, estando avisados, puedan suministrar vacunas a tutiplén con vistas al negocio. Si esto pasase con médicos de humanos se armaría un revuelo de campeonato.

Larga vida a tu gata, Ijon.

Mavi dijo...

Hola Ijon, cómo siento que tu gata esté malita, yo pienso que eso le pase a mi tuerto o a mi benito y me pongo mala.
Lo cierto es que lo que dices de las vacunas yo ya lo sabía. De hecho a los míos ya no los vacuno, si los pobres como no cojan unas anginas o una gripe común que les pegue yo!!

Besos, (y otro para tu gatita)

Ijon Tichy dijo...

Por lo que hemos leído en alguna página americana, la probabilidad de tumor se incrementa exponencialmente en función del número de veces que la hayas vacunado. Es decir, aunque recomienden la vacunación deberían informar de los riesgos y espaciar los intervalos.

Evidentemente, la pequeña no volverá a ver una vacuna.

Ya os contaré. De momento hemos superado la expectativa media de vida (unos 400 días) en estos casos.

Ijon Tichy dijo...

Gracias Mavi. Pues haces muy bien. Si los tienes en casa sin contacto con otros animales, parece que lo mejor es prescindir de la vacunación rutinaria. Besos para ti también (para los gatos no, demasiado para mi alergia).

Lebeche dijo...

Ijon: Son persas ¿Verdad?. Muy bonitas tus gatas. Lo que cuentas es toda una putada y, en micaso, una información que hasta ahora no había recibido, por lo que te lo agradezco. Yo también tengo una persa y lo que sí me informaron es que esta raza tiene más posibilidades de desarrollo de tumores. Si a eso le añades las vacunas, ¿Para qué más?. Yo hace mucho tiempo que le digo a mi mujer que los veterinarios son unos sacaperras... pero bueno.

Un abrazo.

pietrapómez dijo...

Ijon, veo que compartimos amistades (los gatos) y patologías (alergia a los gatos). Como ya sabes yo tengo 2: Tigre (15 años a sus espaldas y Duda, su nieta, con 9). No tenía ni idea de eso que has publicado y me ha acojonado sobremanera. Estos 2 han estado casi toda su vida en la calle, haciendo el macarra y curtiéndose los lomos con otros gatos (hace ya 3 años que han cambiado de hábitos porque cambiamos de casa y ya no pueden salir a la calle). El caso es que los pobres cada vez acusan más el día de la vacuna, quedándose más apagados y febriles.
Hablaré con la veterinaria sobre la conveniencia de seguir haciéndolo, ya que no tienen las mismas posibilidades de contraer nada al no salir a la calle. Seguro que la tipa me dice que vuelva a hacerlo el año que viene (que la pela es la pela), pero tendrá que argumentarlo.
Gracias

Ijon Tichy dijo...

Son persas, pero de una variedad (silver shaded o algo así, sin pedigrí, eso sí) que resultan menos chatas de lo habitual.

Si los seguís vacunando, yo les llevaría el artículo del enlace y exigiría que les pinchen en sitios alternativos. Para los veterinarios lo más cómodo es hacerlo en la zona interescapular (la nuca, vaya), pero no es obligado. Os aseguro que a la mía el primer tumor le salió exactamente en el sitio donde había recibido ya unas 30 vacunas (se dice pronto).

Pietra, yo no tenía alergía a los gatos (pero sí a otras cosas) y la desarrollé a posteriori, cuando ya me había encariñado. Supongo que te pasaría algo así.

Suerte con vuestras mascotas.

Carlos Paredes Leví dijo...

Una triste historia, compañero, y me viene a la mente eso de que: "NO HAY BIEN QUE POR MAL NO VENGA".
Espero que se reponga y podáis disfrutar de ella unos cuantos años más (mi tía tiene un gato con 19 años). Un saludo de ánimo y mis mejores deseos.

pietrapómez dijo...

Ijon, a los míos les pinchan en el equivalente a nuestro muslo externo (me expreso como un libro abierto, eh? jijiji...sorry, pero la anatomía no es mi fuerte).
A mi, la primera vez que me vieron la alergia fue el año pasado, tras un tratamiento médico muy agresivo que sufrí...pero, como tu dices: ya les tienes tanto cariño, que te aguantas con los estornudos y lo que haga falta!!
Supongo que sabes que sólo puedes desarrollar alergias ante cosas con las que has tenido contacto (p.ej, si jamás has estado en contacto con un caballo, es imposible que desarrolles el alergeno, creo que se llama).
En fin, suerte con tu gatita y con la primavera!

Carlos Paredes Leví dijo...

¿Vistéis ese anuncio del Zoo de Madrid que dice: Los animales nos ayudan a ser personas?.
Magnífico¡¡¡...... y muy cierto.

Ijon Tichy dijo...

Gracias chicos por los buenos deseos. Algún caso de gatos con 19 y hasta 20 años he conocido. Lo importante Pietra, parece ser, es que cambien el punto de vacunación, que no sea siempre el mismo. Y, por supuesto, prolongar el intervalo (según lo leído, 18 meses sería más que suficiente).

Yo ya había tenido animales (perros y gatos) y en las pruebas rutinarias para las alergias típicas (gramíneas y eso) siempre di negativo a los bichos. Quizá haya venido por el pelo fino y abundante de los persas (y que lo dejan por todos lados). Espero que te fuera bien ese tratamiento y la única secuela sean los estornudos (molestos, pero vaya, soportables).

Carlos, bien cierto. Es imposible ser buena persona y maltratar a un animal a la vez. Ergo, si alguien maltrata a un animal, ya sabemos que clase de persona es.

Juan Pablo dijo...

Cuál es la diferencia entre negligencia médica y reacción imprevista de la madre naturaleza? a fin de cuentas los que sufrimos somos nosotros y nuestros niños por un apego irracional que poco sabe de alquimias.
El último de los días pocas explicaciones servirán de consuelo. Es la vida.
Un abrazo Tichy, haz lo que más puedas por Nube y por tu familia.
Suerte.

Ijon Tichy dijo...

Muchas gracias Juan Pablo. Como bien apuntaba Germánico más arriba, la negligencia médica es siempre motivo de escándalo, pero la negligencia veterinaria está unos escalones por debajo.

Peggy dijo...

Una que es albeitar , pero no se dedica a la clinica , no es muy partidaria de vacunas , ni en animales ni humanos .He hecho una confesion asi que guarden el secreto .

Ijon Tichy dijo...

Guardaremos el secreto, Peggy, aunque la tuya sea una postura juiciosa.

Lo vergonzante es vacunar sistemáticamente ignorando los riesgos que, en este caso y según las referencias encontradas, no son despreciables.

Carlos Santa Maria dijo...

Me apena muchisisimo lo que me cuentas de tu gatito. Y pienso en compartir mi experiencia. A mi "Lucas" tambien le aprecio el mismo tumor, y va bastante bien al momento, le quenal perecer ñe hanayudado,inclusoma encandilar en tumor, tal, como nos dijo e lmv veterinario, fue darle diariamente vitamina E. Esa que nivel en cápsulas de Gel. Ademas les encanta el,sabor.Besos