viernes, abril 20, 2007

Un poco de Historia

Tras leer la intervención de Carlos en el blog de Chesk y, sobre todo, algunos comentarios a la misma, he pensado que a menudo no es solo la mala fé de algunos la causa del antisemitismo emergente sino también la ignorancia.

Por ello, he decidido poner mi granito de arena para mitigar aunque sea un poquito ese penoso condicionante en la visión que algunos tienen sobre el llamado "conflicto palestino". Veamos lo que muchos desconocen (porque algunos quieren que se desconozca) sobre los orígenes de tal conflicto:

La tierra de Palestina/Israel/Judea no fue nunca patrimonio de un pueblo en concreto. La región desde Siria a la península del Sinaí fue enormemente conflictiva desde los albores de la Historia. En aquel espacio tan limitado tuvieron cabida los cananeos (después llamados filisteos) y los hebreos (diferenciados en las 12 tribus, de entre las que predominó la de Judá -de ahí el apelativo de judíos- que después se extendió al resto en la denominación de los mismos).

Ya en tiempos inmemoriales, aquella tierra fue fuente de constantes disputas entre hititas y egipcios. Hacia finales del siglo X o principios del IX antes de Cristo, se produjo el movimiento de los llamados "pueblos del mar", que probablemente fue motivado por una serie de cambios climáticos (el CO2, ya sabéis) en el norte de Europa. Hubo desplazamientos de pobladores desde el norte hacia el sur, reflejándose esto en la penísula del Peloponeso (la actual Grecia) con la llegada de los pueblos Dorios. Mientras, en Palestina, se instalaron los Fenicios.

Lo cierto es que en aquellos tiempos y en aquellas tierras los israelítas fueron los únicos capaces de crear un reino. Saúl, David o Salomón no fueron reyes míticos (como los babilónicos), sino que su existencia parece fuera de toda duda. No obstante, es cierto que la historiográfía posterior se encargó de dotar sobre todo a los reinados de David y Salomón de un halo religioso místico y simbólico.

Desde la perspectiva histórica tampoco ofrece dudas afirmar que las disputas fueron constantes. De hecho Jerusalén fue asediada primero por las hordas de Nabucodonosor, después por Ciro I, y finalmente por Tito en el año 70 a. C. quien terminó con el reino israelita. Es entonces, probablemente, cuando surge la denominación de "Palestina", impuesta por los romanos en represalia por la resistencia judía a la romanización.

Tras la caída del Imperio Romano de Occidente las tierras del extremo oriental del Mediterráneo quedaron al amparo del imperio bizantino, que las mantuvo para sí hasta el siglo VII en que la expansión musulmana se las arrebató. Esto es, los árabes llegaron a Palestina alrededor de dos milenios después que los judíos.

El dominio árabe se extiende hasta el 1.099. Durante los dos siglos posteriores la posesión territorial se alterna entre cristianos y musulmanes hasta la definitiva derrota de los cruzados en el 1.291. A partir de ahí, el dominio musulmán (repartido entre árabes mamelucos y otomanos) se extiende hasta el fin de la primera guerra mundial.
Hagamos un alto a la exposición histórica. Como veis, en este asunto hablar de la propiedad de la tierra es un tema bastante complicado pues según lo expuesto los judíos fueron los primeros en instalarse en la misma. No obstante los palestinos remontan su origen al de los cananeos, cosa que es cierta también porque al igual que ocurrió en la península arábiga donde surgió el Islam, éste se nutrió de los pastores beduinos y sus creencias para conformar una fe unitaria. Así los cananeos en Palestina serían la base sobre la que se difundiría la nueva religión. Por tanto el mismo derecho tienen a día de hoy en sus reivindicaciones, judíos y palestinos.

Así lo entendió la comunidad internacional, que tras la derrota turca estableció el Mandato Británico con el objetivo recogido en la declaración de Balfour de crear un estado para estos pueblos. Durante el mandato británico (1920-1946) el territorio palestino se dividió en dos, la palestina oriental (más o menos la actual Jordania) y la palestina occidental (más menos actual Israel).

Tras la segunda guerra mundial, Gran Bretaña bajo los auspicios de la ONU comenzó el proceso de descolonización. En Palestina Oriental se creó un Estado Arabe, la actual Jordania. En Noviembre de 1947, la Asamblea de Naciones Unidas aprobó la partición de Palestina Occidental en dos estados, uno árabe y otro judío.

Si esto hubiera sido aceptado por los árabes, el estado palestino tendría hoy casi 60 años. Bien, el mismo día de la declaración de independencia de Israel, el mufti de Jerusalén declaró la guerra santa. El objetivo no era conseguir más o menos territorios, sino simplemente destruir el estado de Israel y aniquilar a los judíos. Tropas de Siria, Líbano, Jordania y Egipto atacaron Israel y los israelitas se defendieron ocupando los territorios desde los que se les atacó.
Tras la firma de un paz precaria, las políticas de hostigamiento contra el pueblo de Israel continuaron. En 1.967 Israel es atacada de nuevo. En su defensa, ocupa los territorios que servían de base para los ataques (el Sinaí y los altos de el Golán).
El siguiente intento de destruir Israel se dio en 1.973 con el ataque coordinado egipcio-sirio durante la festividad del Yom-Kippur. Tras la firma del correspondiente tratado de paz y el reconocimiento por Egipto del Estado de Israel, éstos devolvieron a sus dueños la península del Sinaí. Prueba de la voluntad negociadora del estado israelí, cuando el oponente quiere realmente negociar y no simplemente "echar a los judíos al mar".

El resto es más o menos conocido.

Aquí tenéis una presentación (no actualizada) donde se cuenta esta historia. Desde el punto de vista judío, eso sí, pero lo de la declaración de la ONU y demás os aseguro que no se lo inventan.
Nota: He picado algún dato aquí y otro allá. Algunos son de memoria. Si algún aficionado o experto en historia tiene algún comentario/corrección, será bienvenido.

29 comentarios:

Carlos Paredes Leví dijo...

A muchos le va a venir bien enterarse, aunque sea un poquito, de un conflicto tan distorsionado a diario por "El País", La Ser y el resto de la maquinaria de Prisa.
Gracias y un saludo.

Ijon Tichy dijo...

Gracias a ti Carlos. Al leer tu escrito me acordé de la presentación que enlazo al final.

Es un poco antigua, pero recordé el efecto que hizo cuando la difundí por mi oficina después de una pequeña discusión sobre el tema. Nadie sabía lo que ocurrió en el 48.

Es el tipo de documental que nunca verás en la tele (ninguna tele).

Carlos Paredes Leví dijo...

La mayoría, no saben nada ni del 48 ,ni del 56, ni del 67, del 73 o el 82 ni de cualquier otra fecha.
Ni siquiera saben la diferencia entre términos como : sefardí y ashkenazí.
- ¿Cuántos podrían dibujarte un mapa de la región?
- ¿cuántos conocen el apoyo del Muftí de Jerusalén a los nazis?
- ¿Cuántos saben que Husein de Jordania fue quién más palestinos mató? ("un rey simpático", dicen muchos).

y ejemplos como estos te puedo poner varios cientos.

Ijon Tichy dijo...

Muchos ejemplos y muchos datos, Carlos, que están ahí pero hay que buscarlos.

En cambio, la propaganda del Gran Hermano D. Jesús, te rodea a diario sin buscarla.

La presentación me la envió un amigo estadounidense sefardí.

Carlos Paredes Leví dijo...

De todos modos, yo tengo que reconocer que siento simpatía por muchos palestinos, no así por sus corruptos dirigentes y sus grupos terroristas.
Además, creo que Israel debería cercar, a modo de frontera, los territorios de la ANP y declarar, unilateralmente, la independencia de Palestina y su nacimiento como Nación. Que luego se maten o creen un país, ya sería responsabilidad de ellos...

Ijon Tichy dijo...

Una de las cosas que tengo claras es la manipulación interesada que han sufrido los palestinos por parte de sus forrados dirigentes ... y por los de los países vecinos.

Juan Pablo dijo...

Tomo nota.
No tengo opinión que merezca la pena, o sea, que doy pena.
Igualmete espero que aceptes mi visita Tichy.
Un abrazo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Cisjordania perteneció a Jordania, Gaza a Egipto, y ninguno de estos países de la hermandad árabe, dió nada a los palestinos....salvo represión.

Germánico dijo...

Un buen repaso histórico. Aún así para ciertos ignorantes (de todo menos de las consignas de su partido) no vendría mal que hubieras contado la parte final de esta Historia, con Arafat, Hamás, los acuerdos de Oslo, etc etc...Aunque, para serte sincero, la ignorante que suscitó esta exposición dudo que la lea, y menos que responda a ella.

Ayer pude apreciar de un modo muy claro cómo son las posturas maximalistas de los musulmanes, en general pero especialmente sobre el problema palestino. El personaje es digno de ser visto y oído. Produciría incredulidad y quizá alguna carcajada si no fuera tan cruelmente real y dispuesto a hacer realidad sus fantasías, que son las fantasías de un colectivo.

¿Creéis que no váis a poder disfrutar/abominar de él?. Pues estáis equivocados, lo tengo a mano, y lo podéis reproducir cuantas veces queráis. Es un tipo lamentable entrevistado por Richard Dawkins en su panfleto contra las religiones.

Primero de todo decir que en los dos documentales que he visto (son dos, creo), se equiparan todas las religiones en su falsedad fundamental y en la violencia que originan, y se cae en la falaz equidistancia de igualar el fundamentalismo musulmán con el evangelista estadounidense (sí, lo confirmo: habla de Bush como de un fundamentalista en la Presidecia).

Segundo que las entrevistas con judíos, católicos y evangelistas, aparte de ser muchísimas más, como las referencias a su credo y su libro, tienen una introducción amable, y van derivando hacia una cierta tensión que no pasa de las palabras y, en un caso, de la expulsión de una propiedad (algo, todo sea dicho, perfectamente legítimo), mientras que las entrevistas con los musulmanes de, precisamente, Jerusalén, son breves y desagradables. De una con un líder religioso del Templo de la Roca solo saca un breve estracto en que este, a través de un traductor y sin siquiera mirarle, dice que ningún musulmán discute que la Roca es suya. La otra es la entrevista al tipejo ese, un tipejo con un curioso origen.

Amigos, os dejo sin más preámbulos con el documental. Tendréis que ir a su minuto 38:16 aproximadamente para ver la entrevista al lidercillo de la Mezquita de Al Aqsa, de la cual va hacia el otro, el monstruo innombrable.

http://video.google.es/videoplay?docid=739104736941335888&q=richard+dawkins+spanish

Chesk dijo...

Gracias por el enlace Ijon.

Me temo que en este tema por mucho que se hable va a ser inútil. Cuando uno se enfrenta al odio, poco tiene que hacer la palabra.

Leodegundia dijo...

Lo primero felicitarte por haber tocado este tema en el que todos opinan, la mayoría a favor de los palestinos, sin saber nada de nada. Empiezas con una frase que echa abajo el primero de los errores que comete la gente: el creer que Palestina es la tierra de los palestinos. Tú desmontas esta creencia con una sencilla frase: La tierra de Palestina/Israel/Judea no fue nunca patrimonio de un pueblo en concreto.
Creo que esto es lo primero que la gente debería de conocer, porque incluso en tiempos de la diáspora nunca dejó de existir población judía en la zona.
Si nos remontamos muchos años atrás, las fuentes históricas nos dicen que después de la destrucción del segundo Templo y de la pérdida de la soberanía a manos de los romanos (año 70 d.C.) en el país seguían existiendo cientos de poblaciones judías. Recordemos que 60 años después de la victoria de los romanos, se llevó a cabo una rebelión armada judía contra ellos, dirigida por Bar Kojba, en esta dura lucha que relata el historiador Dio Cassius, perecieron alrededor de medio millón de judíos y fueron arrasadas casi mil de sus aldeas. Pero a pesar de este fracaso, en el año 132 d.C. seguía la presencia judía en la zona y si no estoy equivocada, en esa época se llevó a cabo una de las creaciones más importantes del judaísmo: La Mishna (recopilación de todas las discusiones, sentencias, decretos y relatos sobre toda la problemática relacionada con la vida de los judíos) y del Talmud (constituido por la Mishna y la Guemará que son nuevas interpretaciones).
Perdona por haberme alargado en exceso, pero es un tema que siempre me interesó y que tengo estudiado en profundidad pero que nunca se me ocurriría tocarlo en el blog porque la mayoría de la gente opina sobre el tema lo que es “políticamente correcto” sin parase a estudiarlo con detenimiento y sobre todo sin apasionamiento que es la única forma de ver las cosas claras.
Un saludo

Carlos Paredes Leví dijo...

Chesk:
Para que no te ocurriera lo que te pasó es por lo que yo hubiera censurado a la taradita que tu ya sabes desde el principio. Ese tipo de gente se aprovecha de tu tolerancia, disfruta con la oportunidad que le das para expresarse, y contamina tu blog de una manera tal, que provoca la huída de otros usuarios y la venida de más indeseables. No hay nada que les duela más que la indiferencia. Ayer, tal como esperaba, vino a insultarme a mi blog y yo, en medio de la sonrisa que me provoca una actitud tan infantil y ridícula, le borré el comentario sin más. Lo mismo habrían hecho Ijon o Germánico (estoy seguro y sino yo se lo hubiera pedido )si hubiera asomado por aquí con su talante de odio.
Nosotros conformamos un grupo de bloggeros que disfrutamos con el ingenio y las buenas maneras, no dejando lugar para que elementos distorsionadores acampen en nuestros territorios.
Mi opinión, que no mi consejo porque no los doy, es que hicieras lo mismo. Te ahorrarías disgustos innecesarios. La tolerancia es para quien la merece y no para los que abusan de ella (esto me recuerda la actual relación entre Europa y el Islam).
Por otro lado yo, en tu lugar, tampoco daría vía libre al anonimato como escudo para comentarios cobardes.
Un saludo.

Ijon Tichy dijo...

JuanPa, tu visita siempre es bienvenida, por supuesto.

Germánico, tenía presente contar algo acerca de como Arafat torpedeó cualquier acuerdo con visos de materializarse, pero andaba escaso de tiempo y, como le comentaba a Carlos más arriba, me interesaba sobre todo hablar de los acuerdos del 47 y el ataque masivo al recién nacido Estado de Israel, no con el objetivo de disputar territorios, sino de exterminar a los judíos.

La ignorancia sobre este episodio histórico no tan lejano es total y su importancia, clave para situar el problema en coordenadas realistas.

Echaremos un ojo al enlace que nos facilitas.

Chesk y Carlos, la verdad es que pequé de pardillo intentando un mínimo de razonamiento con ese troll. Se dice que si uno no quiere, dos no discuten, pero se puede añadir que tampoco dialogan.

En lo sucesivo, la actitud será otra.

Leo, muchas gracias por tu aportación. Extiéndete cuanto quieras, un placer. En efecto, en mayor o menor porcentaje, siempre hubo judíos por allí. En los debates de la ONU en el 47, otra opción contemplada fue el Estado palestino único multiconfesional. Rechazada, por supuesto, por los musulmanes. Igual que rechazaron la partición. Su concepto de la negociación consisitía más o menos en que todo lo que no fuera echar a los judíos al mar era inaceptable. Los Hamas, Hezbollah y demás siguen practicando esa tolerancia.

Un saludo a todos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Me jodé, particularmente la ignorancia de quines no conocen que SIEMPRE hubo judíos en la región...

pietrapómez dijo...

Hola. Mi intervención ante tamaña demostración de erudicción me va a dejar mal, pero como Juan Pablo, mi conocimiento sobre este tema es bastante limitado.
Aun así hay algo que no termina de cuadrarme, Ijon, a ver si me sacas de dudas. Dices que "el mismo día de la declaración de independencia de Israel, el mufti de Jerusalén declaró la guerra santa. El objetivo no era conseguir más o menos territorios, sino simplemente destruir el estado de Israel y aniquilar a los judíos."
Sin pretender sembrar polémica, ni nada parecido ¿es verdad esto? Es que me resulta muy difícil entender que detrás de una invasión no se esconda una intención económica o territorial.
Si no te apetece contármelo, te agradecería una fuente fiable para leer una explicación.
Gracias adelantadas

Ijon Tichy dijo...

Erudición poca Pietra, picar aquí y allá y componer un poco. Y polémica ninguna, por supuesto.

Las palabras en concreto del muftí llamando a la guerra santa tras la proclamación del Estado de Israel las podemos encontrar en muchos sitios, fueron algo así como: "I declare a holy war, my Moslem brothers! Murder the Jews! Murder them all!".

La clave es que en los debates de la ONU, los países musulmanes no admitieron discutir sobre más o menos territorios. todo lo que fuera constituir un estado judío les resultaba inadmisible. Así es difícil negociar.

Esto no quiere decir que todos los dirigentes fueran así. Pero los que admitían el diálogo con los judíos eran considerados traidores y los extremistas consideraban lícito acabar con su vida. Así, tras la guerra del 48, aquéllos que se avinieron a negociar como el rey Abdallah de Jordanía, fueron asesinados, probablemente por inducción del muftí. Entre los méritos de este individuo se encuentra también su alianza con los nazis en la segunda Guerra Mundial, con destacada participación en las masacres de los balcanes, germen del odio actual. Ah, su sucesor al frente de los palestinos, Arafat, era su sobrino.

Otro caso de negociación fue el de Egipto tras la guerra del Yom Kippur. La paz firmada por Sadat con Israel supuso la ruptura de relaciones de muchos países árabes con Egipto y motivó el asesinato de Sadat años después. Tras la firma de una paz estable, Israel devolvió a Egipto los territorios ocupados en el 68.

Todo esto no quiere decir que en este conflicto los judíos hayan sido unos santos. En el periodo colonial británico, trataron de aumentar su presencia en la zona mediante emigraciones masivas y ocupaciones a veces violentas incluso jalonadas de actos terroristas.

Ahora bien, la postura judía siempre ha sido abierta a la negociación. Los musulmanes que han querido negociar y han firmado la paz con Israel han sido asesinados. La postura de los Hamas, Hezbollah y demás ralea sigue siendo la de no admitir ninguna opción que no pase por el exterminio israelí.

No todos son malos en un lado ni todos son buenos en el otro, pero puestos a elegir, no encuentro un motivo para tomar partido en contra de Israel que no pase por ser un nazi totalitario o un progre desinformado.

Ijon Tichy dijo...

Para explicar mejor la última frase del post anterior ilustremos con ejemplos a que nos referimos si hablamos de nazis totalitarios o de progres desinformados.

pietrapómez dijo...

Jajaja...muy gráfico, Sr. Tichy (yo es que simepre fui un poco progre desinformada, aunque sin llegar al extremo de que me adoctrine la SER...yo soy más de Radio5 Todo noticias!)
Muchas gracias por la explicación y los enlaces. Y la semana que viene: pizza porteña!!

benjamin1974© dijo...

No podria estar mejor resumido. Ahora, si vamos a especificar tierras en cuanto a creencias religiosas, la Torah confirma el legado historico y geografico de los judios en Israel y la prueba de que nos hemos desarrollado y vivido en estas tierras. En cambio el QUoran, NO!
Hoy por hoy, desde hace 59 años a la fecha, estamos nuevamente en Eretz.... Saludos y gracias por visitar.

pietrapómez dijo...

Madre mía, qué mala hostia se me ha quedado después de leer la entrevista al presidente de Irán!!
Casi tanta como vergüenza ajena de ver a Zapatitos con el pañuelo palestino...como diría ¿era Zaplana?: Manda huevos!

benjamin1974© dijo...

Tambien, vale aclarar que durante estos 59 años de vida del tambien llamado estado judio, viven arabes musulmanes que gozan de todo beneficio como cualquier ciudadano judio-israeli.

Ijon Tichy dijo...

Pietra, palabra que no lo puse por ti. De hecho, puse el ejemplo para dejarlo claro. Ah, yo tengo Radio 5 en el despertador.

Lo de la entrevista en efecto. !Manda huevos!

Creo que según las nuevas leyes iraníes, las mujeres pueden llevar velo o no llevarlo, según su libre elección. Hay un pequeño detalle acerca de que si deciden no llevarlo, serán lapidadas. Pero vamos, cada una que elija libremente.

Gracias por la visita Benjamín. Insisto, lo importante y lo que casi nadie sabe (en España me refiero), es que la creación del Estado de Israel se basa en una decisión de la ONU tomada por amplia mayoría intentando solucionar un problema que existía.

Los que no respetaron la resolución y atacaron, no fueron los israelíes.

Por cierto, cuando hablaba de que el ataque árabe no fue por territorios me refería a que no es que demandaran más territorios de los asignados por el reparto de la ONU. Es que los querían todos (y de paso acabar con la tarea nazi).

Pd. Pietra, a mí también me corroe la impaciencia, jeje, pero la pizza tendrá que ser dentro de dos semanas (7 al 11).

Ijon Tichy dijo...

Ese es otro aspecto desconocido Benjamín. En Israel los ciudadanos son ciudadanos y disfrutan de derechos independientemente de su confesión. De hecho hay parlamentarios árabes.

En cambio, parlamentarios judíos en Irán (por ejemplo) no hay muchos.

pietrapómez dijo...

jajaja...Ijon, me reafirmo en que eres un crack! No creas, lo de progre irredenta lo he puesto por tocar un poco las narices. Aunque me considero una persona de izquierdas no me identifico con los representantes "de izquierdas desubicados" que hoy por hoy capitanean el gobierno de este país...ni por asomo, vaya!

Ijon Tichy dijo...

Tú si que eres un crack, Pietra. Te cuento un secreto, en los test esos que circulan situándote en un cuadrante izquierda-derecha, totalitario-liberal, yo suelo caer centrado y hacia abajo (liberal).

A mi me parece necesario que haya una sensibilidad, llamemos de izquierdas, vigilando los abusos de los ricachos (que no suelen ser nada liberales). Pero entre eso y que sea secretario general del partido gobernante un indocumentado como Pepiño, hay un abismo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Ijon: te tomamos la palabra: entre el 7 y el 11.

benjamin1974© dijo...

Bueno... lastima que no me puedo sumar a la pizza... pero debo acotar que "habia parlamentario arabe"... al que le dimos confianza y termino siendo un desertor e informante de lugares estrategicos en Israel en el ultimo ataque del Hizbola...

Chesk dijo...

Bueno, no os había leido hasta ahora...la verdad, si me tengo que asustar a estas alturas por determinadas actitudes trolescas estaría mal de la cabeza.

Tres años batallando por aquí hace que me resbale lo que digan. Y más gente que sólo viene a insultar...

Ijon Tichy dijo...

Sin duda Carlos. Hablamos el 7 para concretar.

Benjamín, escuché que efectivamente hubo problemas con uno hace poco, pero históricamente tengo entendido que ha habido siempre parlamentarios árabes.

Bueno, Chesk, fue un mero intento para ver si había algo detrás de la consigna, pero sonó a hueco.