lunes, abril 07, 2008

Y seguimos opositando....

Yo siempre fui reacio a competir. Una oposición constituye un claro ejemplo de juego de suma cero, esto es, de competición total. Ahora que estoy embarcado en una, casi por casualidad, aprecio la silenciosa violencia de las selecciones. La Administración Pública elige a sus miembros, al menos en teoría, de acuerdo con los principios de mérito y capacidad. Sin entrar en los casos en que, abierta o disimuladamente, se dan puestos a quien no ha hecho los méritos ni tiene las capacidades supuestos para ello, hay motivo para dudar seriamente de que un conjunto de pruebas diseñadas para desafiar la memoria y la rapidez de respuesta de los candidatos puedan dirimir la valía profesional, y humana (que también importa, en un trabajo, y mucho), de los mismos. En general el sistema del Estado es el de la lucha y el acomodo. Muchos pugnan fieramente por un pedazo del pastel arrancado de las manos de los contribuyentes. La mayoría queda fuera con sus sueños rotos y un fracaso más que sumar a una larga lista. Unos pocos acceden al privilegio. Cuando veo a esos funcionarios de justicia con pinta de vagos y descarados, montando un pollo de aquí te espero porque sus sueldos son un poquito más bajos que los de otros de “igual categoría”, pienso en lo fácil que es dormirse en los laureles. Basta que te den la sopa boba por el resto de tus días para que pierdas la perspectiva de la necesidad y empieces a demandar caras superfluidades, no valorando ya lo obtenido.

No digo esto porque esté derrotista. Y ello pese a que hoy he descubierto, con sorpresa (la verdad, no sé de qué me sorprendo), que la mayor parte de la gente que va a “pelear” conmigo (sin llegar a las manos) por un puesto de funcionario A en el Ayuntamiento de mi pueblo, lo es ya, en otros Ayuntamientos cercanos y lejanos, con las mismas o similares funciones.

La clara desventaja con la que parto me hace preguntarme si merece la pena.
Ay, contrincantes míos, lamento no poder desearos lo mejor. ¡Y recordad!...no os durmáis en los laures.

7 comentarios:

Dhavar dijo...

Germánico:

No te desanimes. Yo me muevo en el capitalismo mas puro y duro del mundo, la consultoría de inversiones inmobiliarias y de energía, pero mi wife hizo su "op", y sé lo espantoso que es (además de amigos, claro).
Una vez leí que las inventaron los chinos, que como todo el mundo sabe, son más malos que la quina.Y era aún más horrible que el actual sistema ( el alumno era encerrado en una caseta, sin calefacción, con un cubo para sus necesidades, etc.Un espanto innombrable).Así que anímate y piensa que tienes la suerte de no estar opositando a Funcionario del Celeste Imperio.

Peggy dijo...

Me has tocado la fibra sensible , una que si sabe lo que es competir en esas LIDES piensa que aguantar unas buenas oposiciones y sacarlas es cuestion de resistencia , estrategia y como no buena suerte , pero muchas veces llaman buena suerte a ser el mas preparado , el mas adaptado al medio :) En todo caso la administracion local es un mundo aparte , con el ciudadano demandando servicios y el politico muy cerca del funcionario y su clientelismo de voto , creeme , doy por hecho que las sacaras y no tendras tiempo de aburrirte .

kisses

Carlos Suchowolski dijo...

¡Tira millas, sobrevive! Cuando eso acabe te pasaré una cita de Hayek sobre la que no adelanto nada para no influir en lo más mínimo (¡bueno, quizá te hayas percatado, qué put...!) Pero en estos asuntos de la supervivencia no se puede ni se debe ser filosófico o caes para nada a veces sin siquiera salir de la trinchera. ¡Vamos, la suerte está echada! ETC. ETC.

Lino dijo...

Estimado Germánico,

Claro que una oposición no da una medida real de la valía humana de una persona, ni mucho menos.

Es solo un filtro necesario que con que fuera igual para todos ya seria para estar satisfechos pero..

Que vaya bien

Ijon Tichy dijo...

Creo que los funcionarios de justicia están tan maltratados en su sueldo y condiciones laborales que están pidiendo masivamente la baja y buscándose trabajos de verdad.

¿Cómo? ¿Que no es verdad? Bueno, entonces no estarán tan mal.

Estoy imaginándome una huelga en mi empresa porque en la de enfrente pagan más por el mismo trabajo. Juasjuasjuasjuasjuas! Disculpen, un ataque de risa floja.

Suerte Germánico.

Germánico dijo...

Gracias a todos por los ánimos. Procuraré pisar las espaldas y las cabezas de mis contrincantes con elegancia.

Dhavar,

La competencia en el capitalismo más puro es, como dijera Hayek, suave, mientras que en la lucha por el poder y las prebendas verdaderamente despiadada. Eso de los chinos es muy típico de ellos. Ahora combinan con una excelencia rayana en la perversión el capitalismo en su faceta más dura con el comunismo-autoritarismo. Saben sufrir y hacer sufrir......torturas Chinas.

Peggy,

Espero que tengas razón y las saque. No me considero un corredor de maratones ni un estratega, pero intentaré estar a la altura de las circunstancias.

Carlos,

El existencialismo paraliza, y la acción genera los pensamientos que le son propios.

Lino,

Espero no convertirme en poso del filtro.....

Ijon,

¡¡¡Por fin en la “Justicia” se ha hecho “Justicia”!!!. Cada una de esas Justicias refleja la otra, y ambas reflejan la verdadera justicia como los espejos del museo de cera a las personas.

administrativo corporaciones locales dijo...

Interesante artículo. Opositar en busca de un empleo público considero que es la manera más eficaz de encontrar solución al desempleo y a la crisis económica reinante. Por este motivo es conveniente estudiar y presentarse a rendir con el objetivo de obtener un trabajo con numerosos beneficios económicos y sociales.