martes, abril 08, 2008

La Thatcher española


Aguirre es muy sutil. Y guarda los tiempos. Su capacidad de autocontención es proverbial. Es además capaz de soltar una bofetada sin levantar la mano. Y tiene mucha habilidad para poner de manifiesto las contradicciones, debilidades y ambiciones de sus oponentes de dentro y de fuera del partido.

A diferencia de Margaret, esa Señora inglesa, no es química, ni sufrida ama de casa a la vez que política. Pero comparte con ella esa fría determinación sólidamente cimentada en una perspectiva liberal al mirar las cosas.

Ayer se postulaba como presidenta del partido, sin hacerlo. Una vez más hablaba en el momento preciso, y no decía lo que estaba diciendo. “Si me presento Rajoy será el primero en saberlo”, apunta. Los medios captan la escena en la que Esperanza manda este mensaje y el otro de fondo con rostro opaco. La comidilla está servida. Todo el mundo habla de ello, todos comentan, y Espe toma la temperatura ambiente y saca conclusiones: “¿me presento o no?”.

Desde luego si el PP necesita una renovación esta no consiste en poner a Soraya a pelear torpemente por el centro. Caras nuevas no significa caras jóvenes, y menos jóvenes inexpertos. Los avezados socialistas merecen un rival de más enjundia y más buenas malas artes. Para el centro, además, ya tenemos a Gallardón, si esa fuere la opción elegida. Aguirre no sólo es la alternativa más liberal en un PP socialdemócrata, sino que, de llegar a liderar el partido, renovaría su cúpula, llevando consigo al equipo que ahora tiene en la Comunidad de Madrid, gente de gran valía y sobrada competencia como Lamela o Granados.

Estaremos atentos a lo que suceda. Quizás nos vayamos enterando sin enterarnos. La aguerrida Aguirre tiene esas cosas.

11 comentarios:

Ijon Tichy dijo...

Pocas (¿ninguna?) veces se ha podido escuchar (leer) un discurso político tan inteligente.

Poniendo el dedo en la llaga con precisión quirúrgica y denunciando como el PP ha entrado al trapo en las trampas zapateriles (matrimonio homosexual, estatutos, etc.) con torpeza sin igual.

Ya hemos comentado alguna vez que resulta una garantía un político capaz de citar a Hayek, a Mises.... o a Sala i Martín. No a su primo (y mal) como otros.

Y que en una cumbre internacional podría departir con unos y otros. No como... (mejor no sigo).

eljinetepalido dijo...

Tengo la impresión de que se va a presentar, o por lo menos que lo va a intentar. Aunque tampoco es decir mucho, pues también tuve la impresión de que Rajoy se marchaba viendo las imagenes del balcón.

Ojalá lo haga, y que lo hagan más candidaturas. Un partido que aspira a gestionar la democracia en España debe a su vez ser democrático en su gestión interna, escrupulosamente democrático. ¿como es aquello de que el camino no puede contaminar la meta?.

El asunto, en el plano real, es que como haya varias candidaturas fuertes el partido se va a desangrar con las guerras internas. Pero será la necesaria purga para alcanzar los caminos netamente democráticos.

Vaya rollo¡ Si es que desde que tengo blog ...

Carlos Paredes Leví dijo...

A mí, me parece que Esperanza Aguirre no tiene mucho tirón fuera de Madrid....
Ya veremos que pasa en el próximo congreso del partido...

Germánico dijo...

El PP, Ijon, cae en la trampa, en efecto, de andar permanentemente a la defensiva, incluso cuando ataca. Todo lo contrario que el PSOE, vaya.

Jinete, no sé si un partido puede o no ser democrático internamente, y, sobre todo, si debe. Pero sea como sea, tras un fracaso tiene que haber alguna reacción, no un maquillaje.

Carlos, tú lo dices: ya veremos. Quizás haya más de una sorpresa. Mucha gente en el PP se identifica con la opción más liberal de Aguirre y con la indudable renovación que supondría su llegada al liderato del partido.

Bandini dijo...

Hola Germánico: He leído tu post y creo que te puede gustar este blog : "política y haloperidol en gotas".
Yo de política no entiendo, como dice la canción, pero debo tener un odio condicionado a los del PP porque no me gusta ninguno y esta señora en concreto me revuelve las tripas:-)

Un saludo

Germánico dijo...

Un político no tiene que caernos simpático, truco del que se aprovechan muchos demagogos, sino gobernar con sabiduría, amigo Bandini.

Aunque respeto tus aversiones.

pagarball dijo...

Acertado análisis, sí señor. Esperanza es, valga la redundancia, la esperanza, no sólo del PP, sino también de España. Si la vieja, pero espero que no cansada, aunque con Zapatero debilitada, nación española sobrevive a los desatinos del cretino monclovita y sus adláteres (Bermejinski, Desatinos, Pepiños y demás tropa) sólo hay un líder, mejor dicho, una líder, en la derecha española que es capaz de rejuvenecer y fortalezar la nación española. Esperanza, nuestra esperanza. Espero que Rajoy y los demás barones del PP lo entiendan.
Un saludo.

pagarball
http://politicayhaloperidolengotas.blogspot.com/

Dhavar dijo...

No en vano es una excelente jugadora de golf (desde pequeña, no como otros recién llegados, que no pueden aprovechar ya la formación del carácter que imprime el golf)

Germánico dijo...

Igual que respeto las aversiones de Bandini, comparto en gran parte lo que dices, Pagarball.

Lamento desconocer esas virtudes que ayuda a desarrollar el golf, Dhavar. ¡Será que no jugué a él en mi vida!.

Dhavar dijo...

Germánico:

Pero se puede adivinar viendo jugar. En resumen, obliga a un control y dosificación de movimientos, y a un cálculo permanente de posibilidades todo el tiempo.

Germánico dijo...

Pues sí, no había pensado en ello pero así es. De hecho nuestro actuar en el mundo puede mejorar notablemente si aprendemos a ajustar los movimientos. Así que imagino que un deporte que ayude al cerebro (a la mente, a la persona) a controlar cada pequeño movimiento puede contribuir a que se desarrolle una habilidad para controlarse en otros ámbitos aparentemente nada relacionados.