viernes, mayo 04, 2007

El consuelo imposible




La Princesa está triste, ¿qué tendrá la Princesa?....decía Rubén Darío. No hay consuelo para quien necesita un consolador de platino y brillantes valorado en 2 millones de dólares: su vacuidad, su vanidad, su lujuria lujosa, su libertinaje que se pretende libertad, nunca hallarán una satisfacción que supere la pura apariencia. Nada que ver con esa verdadera Princesa, Sissí, dramática, depresiva, profunda, lanzada a los abismos del ser y de la nada. El cine nos mostró a una niña romántica afortunadamente enamorada de su Príncipe Azul, pero Elisabeth no era una boba ñoña. Fue, empero, la caída de este ángel, digna de los dioses que la arrojaron al vacío, a diferencia de la pérdida de inocencia de Victoria, que seguramente fue provocada por algún acontecimiento intrascendente. Superar el estado núbil del alma supuso para la Emperatriz penetrar los abismos de la existencia, mientras que para la chica Beckham ha supuesto descubrir el hedonismo cutre, el despilfarro hortera y las categorizaciones con olor a ajo. No es de extrañar que Cioran se fijase en esa mujer sufriente, Emperatriz de Austria-Hungría. Victoria, en cambio, podrá pasear por las pasarelas y aeropuertos del mundo con su marido, mientras sea joven, y millones de personas verán su delgado cuerpo enfocado por cientos de cámaras moviéndose contoneante, pero ningún alma elevada reparará en ella, salvo para observar su fealdad.

Creo que ambas han conocido el consuelo imposible. Una de ellas huía de las pompas y los oropeles, la otra nunca podrá salir de ellos sin languidecer de mortal tedio. Una es como Sísifo (Sissi-fo), cargando una y otra vez la pesada piedra colina arriba, soportando los días y sus delirantes y necias circunstancias, la otra como Tántalo, ansiosa de teatralidades y coloristas lujos y sin poder nunca saciar su sed de ellos.

38 comentarios:

Carlos Paredes Leví dijo...

Un post interesante en grado superlativo. Te felicito.
La lectura sosegada e intensa del mismo, me ha imbuído de cierto ánimo filosófico que aún me tiene pensativo.
Me pregunto, por encima de otras consideraciones: ¿no será más feliz la esposa de Bekcham de lo que nunca lo fue Sissí? ¿no anidará la felicidad en el vacío, en la plenitud de la nada?. Una sentía y otra vive.

Mavi dijo...

Es una mujer que me da mucha pena.
Tendrá todo lo que quiera comprar, pero siempre estará carente de los valores que hacen que te coviertas en ser humano.
Pasará sin pena ni gloria, bueno no, que pena sí que me da.

Germánico dijo...

Pues la verdad, Carlos, esa misma duda me ha asaltado a mi. Pero la he descartado quizá porque no imagino cómo puede alguien ser "feliz" siendo tan perfectamente gilipollas. Para el placer, como para el dolor, hay que tener un cerebro desarrollado.

Lo que es cierto, Mavi, es que pasará sin pena ni gloria, pero rodeada de flashes y glamour (si alguien sabe lo que significa esta última palabra que haga el favor de explicármelo).

Carlos Paredes Leví dijo...

Espero que tengamos razón porque ése, justamente ése, es el único consuelo que me queda...

Germánico dijo...

Dicen que mal de muchos consuelo de tontos. Pero también es cierto eso de que "mal de tontos consuelo de muchos".

Mavi dijo...

Jajaja, pues sí, mira somos humanos qué le vamos a hacer y nos consolamos con lo que podemos jajaja

Germánico dijo...

Seguramente Victoria creería que envidias su super vibradoooooooorrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr.....

Germánico dijo...

¡Y pensar que con lo que cuesta ese pedazo de vicio podría yo vivir cómodamente el resto de mi pobre existencia!

¡Snif!

Carlos Paredes Leví dijo...

Todo esto me recuerda a cuando éramos adolescentes y pasaba delante nuestro una de esas rubias de imponente vanguardia y sugerente retaguardia. No faltaba quien apuntaba: "Bah, seguro que es tontísima".

PD: cómo si uno la quisiera para hablar de Spinoza...

Germánico dijo...

Yo hice algo mejor: me casé con una. Aunque no ha leído a Spinoza no tiene un pelo (rubio) de tonta, todo lo contrario.

Carlos Paredes Leví dijo...

Bueno, siempre puedes leer a Spinoza en soledad y, para lo otro, tienes a la rubia ¿no?

Germánico dijo...

Ese "para lo otro" me hace pensar en el consolador de brillantes.

Sería más correcto decir: "para todo lo demás", como en el anuncio de MASTERCARD.

Carlos Paredes Leví dijo...

Me está usted intentado decir que prefiere el consolador de brillantes a la rubia, o yo le he entendido mal ???

Y con la Mastercard, ¿qué es eso otro que hace?

Germánico dijo...

¡Que interpretaciones más retorcidas!. ¡Con lo sencillito que soy yo emocionalmente que con un beso y un abrazo (a veces un abrazo laaargo, de acuerdo) me conformo.

Y por supuesto no tengo armario del que salir, como no sea para dar un susto a mi hijo jugando al escondite.

Aunque estaría dispuesto a aceptar de regalo ese vibrador, solamente por revenderlo. Luego vendría el uso de la MASTERCARD, todo en gastos muy decentes, oiga.

Carlos Paredes Leví dijo...

Ya me parecía a mí que todo respondía a un error de interpretación...
Por un momento, me había asustado.
Sobre la Mastercard ¿no escuchó ese chiste de la prostituta que, tras un servicio, hace el pino para que le pasen la tarjeta??

Germánico dijo...

¡Joder, un Datáfono biológico!.

¿Y el cajero automático dónde lo tenía, en la boca?

Germánico dijo...

Justo al revés de toda lógica, entra por abajo y sale por arriba...

benjamin1974© dijo...

Me gusto mucho la comparacion, paralelos opuestos.

Con respecto a Victoria, creo que mas culpa tiene el que le da de comer al burro, que el animal en si.

Germánico dijo...

Gracias Benjamin,

El caso es que el que le dio la "zanahoria" (de brillantes) al burro, es otro burro, y burros son los que les admiran, pues de todos es sabido que quien adora al “Becerro de Oro” es un idólatra y recibe por ello su justo castigo. Precisamente en una entrega de la Revista Muy Interesante especial hablaban de la mitología y ponían a los Beckham como ejemplo de mitos modernos.

Un placer tenerte por aquí.

Mónica dijo...

Ya lo dijo Sabina,
"Era tan pobre.. que no tenía más que dinero..." Pobre Cristina.

Juan Pablo dijo...

Podrías escribir La Mujer Ligth.
Un post perfecto Gérman.
Enrique Rojas quedó corto...

berti dijo...

Bueno, en realidad no sabemos nada de Victoria... podemos juzgarla por sus excentricidades (lo del consolador efectivamente lo es), pero es una manera de simplificar la realidad (y no es que tengamos ganas de comprender su realidad, para qu'e nos vamos a enganyar).

Sis'i es otra cosa, muchos historiadores se han acercado a ella y tambi'en hay mucha leyenda (es posible que haya tambi'en una pel'icula de Disney?); todos coinciden en que era muy sensible. Tuve la oportunidad de visitar su palacio en Corf'u y el guia nos explic'o que hab'ia sido muy querida por los nativos, por integrarse tan c'andidamente y por su inevitable tristeza. Supongo que es un tipo de personalidad extraordinaria que, de vez en cuando, se da (no s'e por qu'e me recuerda a Enma Bovary)

Germánico dijo...

Presiento que Victoria no tiene más que dinero....y glamour, Mónica. Cuando sepa que es lo último prometo explicarlo.

Mujer light, sin duda, Juan Pablo, pero creo que el libro acerca de las mujeres light tendrá que escribirlo una mujer, por muchos motivos: uno que ellas son más finas psicólogas, otro que no quiero ser calificado de misógino o machista por cualquier casquivana (light o no) que me malinterprete, otro que yo no soy mujer y se me escapa bastante lo que por su mente femenina pasa y que se pueda calificar de "eterno femenino"....etc etc. Rojas no quedó corto, se ciñó al asunto.

Berti, no sabemos muchas cosas de Victoria, pero como personaje público deja indicios de su personalidad, de su persona. O bien es todo teatro y en su vida privada es una persona de los más magnánima y profunda (lo cual sería una contradicción de más hondas raíces que la que existiría entre su faceta pública y privada por cuanto de repugnacia a la excesiva teatralidad tiene toda alma noble)o bien sencillamente es tal cual aparenta, cosa que casa muy bien con una personalidad....aparente.

Al margen de todas las leyendas es obvio que el personaje histórico de Sissí, o, para ser precisos, la persona de carne y hueso cuya alma se reflejó en su tiempo y lugar, era interesante, ilustrado, profundo, rico en matices, elevado.

No es de extrañar que pienses en Madame Bovary, pues esta, por otros motivos, también padeció el consuelo imposible.

Juan Pablo dijo...

Ok, quedas relevado.

Chesk dijo...

Creo que esta mujer de tonta no tiene un pelo. Simplemente sabe que todo ese "glamour" la hace más famosa y más rica y lo explota.

Es así de simple.

No se llega a ser tan rica con una cabeza vacía. No todo es tan fácil aunque se sea guapa o se tenga un marido más guapo aún.

Germánico dijo...

Puede ser, Chesk, pero si no es una frívola da muy bien el pego.

Dejémos de lado la inteligencia (esa gran incógnita) por un momento y preguntémonos: ¿Quien dice que un frívolo vanidoso no puede triunfar?....

Peggy dijo...

la verdad con un marido asi , no se para que quiere un consolador :) .....de tonta tiene poco , hasta para la frivolidad hay que ser inteligente .
Saludos

Chesk dijo...

Yo es que soy de la teoría que Forrest Gump sólo hay uno...:)

Sra. Gaytán dijo...

Me resultan ambas igual de lejanas, igual de infelices, se poco de sus vidas, salvo sus leyendas, pero me transmiten las dos infelicidad....insatisfacción, imperfección, incapacidad para disfrutar con lo que se tiene, necesidad de mucho mas de manera continua, , prepotencia, disgusto, .....

...... sinceramente opino que el muchísimo dinero, los oropeles ....... que duda cabe que ayudan a vivir...... pero sólo a quien es capaz de ayudarse así mismo cada día entrenándose y esforzándose por tener un cerebro adulto y sano y esto último no es gratis, ni se compra con dinero.

Por otro lado cuando me enteré de lo del consolador y su precio y sus joyas “ad hoc”, sentí indignación, y pensé cuanta gente mayor, anciana en mi pueblo podría ser atendida por los servicios sociales con el dinero de ese regalito.

Saludos

Germánico dijo...

Peggy,

Creo que nos dejamos obnubilar por el brillo de la riqueza. Es algo muy estudiado en psicología social cómo tendemos a atribuir unas mayores inteligencias o habilidades a quienes están en la cumbre. No digo que la mayor parte de los que triunfan no tengan méritos para ello, pero el mundo es imperfecto y también hay idiotas que se han forrado.

Chesk,

Forrest Gump era un tonto bueno, y por supuesto un personaje de ficción. La malicia también juega un papel en la promoción social, y se puede considerar una forma de inteligencia, pero no especialmente elevada. También juegan un papel importante las “inteligencias en la sombra”: asesores que se conforman con pequeños porcentajes de grandes fortunas (lo cual no deja de ser una pequeña pero suculenta fortuna). Pero como te decía antes podemos dejar al margen la inteligencia (esa incógnita) y centrarnos exclusivamente en la frivolidad.

Sra Gaytán,

¡Se podrían hacer tantas cosas buenas con el dinero que cuesta ese regalito!. Aunque el dinero per se no significa nada pues revierte al sistema. Ese regalo es el máximo exponente del lujo: inútil, fatuo y caro. Igual que la receptora lo es de la frivolidad: vana y rica (a más dinero más se puede uno permitir la frivolidad).

Sissí era mucho más inteligente y nada frívola. Puedes leer alguna buena biografía suya y descubrirás a alguien fascinante, que no fastuoso.

Lebeche dijo...

Hermánico: Yo creo que la tal Victoria es una maquina de ganar dinero. Sabe lo que se hace y vive consagrada a ese que es su dios. Sucede que cuando te desenvuelves en determinadas élites hay que ser así de necio. Son planos de realidad que el común de los mortales no entendemos porque nos quedan muy lejanas. Para moverte en su mundo has de ser así.
Sufrir, al final, sufrimos todos. Con dinero o sin dinero.
Saludos

Germánico dijo...

Lebeche, En este post de Tabula Rasa Eduardo nos da la una de las claves en prosa de Tocqueville.

Peggy dijo...

germanico quien triunfa suele tener la llamada inteligencia social , otra cosa es que la etica subjetiva de cada uno no considere apropiado ni los medios ni las virtudes del que triunfa , llegara aser alfa cuesta :)

si me permites un chascarrillo , no hay aparato que sustituya al marido de esta señora ,que para mi , es el dios Apolo en la tierra ...en fin ;)

Germánico dijo...

¡Lo que pasa, Peggy, es que te ciega la belleza de ese joven mortal, y crees que lo que te ciega es la luz del divino Apolo!. Ten presente que este dios, además de dios de la belleza, lo era también del conocimiento y las artes.

Te aseguro que llegar a ser macho o hembra Alfa no sucede de la misma manera entre los primates y nuestros ancestros, que viven/vivían en grupos reducidos, que en las sociedades humanas modernas en las que las mentiras de los mass media pueden crear todo tipo de artificios a partir de la adecuada materia prima biológica.

El problema de etiquetas como “inteligencia social” es que añaden poco a la de “inteligencia” en lo que se refiere a clarificación del concepto mismo de inteligencia, solamente amplían el espectro. Lo único que significa es que hay algo más que resolver problemas matemáticos o escribir literariamente, y no me cabe duda de que ese algo más es preverbal y prelógico, lo que lo sitúa en parte fuera de la inteligencia. Fíjate en el influjo arrebatador que tiene sobre ti la belleza de ese hombre. Sólo con eso ya te ganaría. Si le sumamos que es archimillonario aún más. Eso no es un producto de la cultura, es poderosamente biológico. ¿Tiene algún mérito?...¿es algo que tenga que ver lo más mínimo con la inteligencia?.

Ijon Tichy dijo...

No conocía la noticia y estoy alucinando tanto que me resulta imposible racionalizarla.

Es de una obscenidad superlativa.

Germánico dijo...

Eso te pasa por no estar al cabo de la calle de la actualidad rosa.

¡Tienes que ver Aquí no hay Tomate, A tu lado, Gente, ¿Dónde estás corazón? y todos esos ilustrativos programas!

Peggy dijo...

si no dudo que el sustrato biologico sea importante , pero tambien es necesario saber jugar las cartas que la naturaleza nos da , y no todos saben ....

Germánico dijo...

¿Será el saber jugar la cartas de la naturaleza el as de la baraja?