lunes, mayo 28, 2007

Cuestión de perspectiva


Llega un directivo a votar y se encuentra presidiendo la mesa electoral a un sindicalista de su empresa. Se saludan cordialmente, manteniendo la distancias, y realizan todo el ceremonial propio de la ocasión. Nombre, DNI....¡VOTA!. A punto está de girarse y marchar el votante cuando el sindicalista se dirige a él con tono sarcástico: “Sr. Pérez.....he podido observar que el sobre de su voto caía ligeramente hacia la derecha dentro de la urna”.

-“Oh, no, no crea, Sr. López. Eso se debe a que usted miró desde aquel lado. Si lo hubiera hecho desde este habría podido apreciar que el sobre cayó hacia la izquierda”.

El Sr. Pérez se retiró triunfante y fue hacia su casa a ver, cómodamente arrellanado en el sofá, los resultados electorales. Se confirmaron los resultados esperados y la derecha volvió a ganar en Madrid. Se levantó, fue a la nevera, y sacó una botella de champán francés.

-“¡Querida””- gritó a su mujer desde la puerta de la cocina por el pasillo- “¡hemos ganado!”.
Basado en hechos reales.

5 comentarios:

berti dijo...

jajaja ¡No me digas que el sr. Pérez eres tú! Qué fuerte. Hemos llegado hasta tal punto que el sindicalista pide explicaciones al empresario sobre su vida privada. Aunque como ellos consideran que votar forma parte de la "cosa pública"...

Germánico dijo...

No, no, el Sr Pérez no soy yo. De hecho podría decirse, desde la perspectiva de la izquierda, que yo debería votar partidos socialistas o comunistas, porque no estoy dentro de la élite, siendo no más que un trabajador por cuenta ajena, un vulgar asalariado, un explotado por el feroz capitalismo.

El Sr Pérez es un amigo de mi padre. Me hizo gracia la anécdota y decidí escribirla, justo el día después de la victoria electoral en Madrid de la derecha.

Ijon Tichy dijo...

Pues yo no descorché nada, y eso que, por primera vez, el candidato municipal al que he votado ha resultado ganador. !He dejado de ser un antisistema!

Germánico dijo...

Yo, de haber descorchado algo, habría sido sidra el gaitero, famosa en el mundo entero, y lo hubiera hecho no por la victoria de la libertad,que no la ha habido, sino por la derrota de los demagogos que quieren comprar barata nuestra servidumbre.

Peggy dijo...

jaaa muy bueno ...hechos reales si señor ...la vida es asi:)